12 de julio de 2015

LA DIVISIÓN AZUL



Emblema de la División Azul
Ayer en la Sexta Noche tertulianos del nivel de Marhuenda e Inda defendieron a ultranza la existencia presente y futura de la denominación de "Caídos de la División Azul" que ostenta una calle madrileña. Tomando por imbéciles indocumentados a toda la audiencia se afanaron en calificar de héroes a los españoles que componían la citada división, afirmando que lejos de luchar al lado de las tropas nazis lo que hicieron fue luchar contra el comunismo soviético, contra la dictadura de Stalin, eso sí provistos del uniforme y armamento de la  Wehrmacht, a las órdenes de sus generales e integrada en la  Wehrmacht como la 250ª División de Infantería

A los voluntarios que integraron la división se les exigió aceptar el siguiente juramento al Führer:
¿Juráis ante Dios y por vuestro honor de españoles, absoluta obediencia al jefe de las Fuerzas Armadas alemanas, Adolf Hitler, en la lucha contra el comunismo, y juráis combatir como valientes soldados, dispuestos a dar vuestra vida en cada instante por cumplir este juramento?
Serrano Suñer se dirigió así a los voluntarios:
Camaradas: no es hora de discursos. Pero sí de que la Falange dicte en estos momentos su sentencia condenatoria: ¡Rusia es culpable! Culpable de la muerte de José Antonio, nuestro fundador. Y de la muerte de tantos camaradas y tantos soldados caídos en aquella guerra por la agresión del comunismo ruso. El exterminio de Rusia es exigencia de la Historia y del porvenir de Europa.
Si en un principio Franco declaró a España pais neutral en 1939, el 12 de junio de 1940, con la Italia fascista recién incorporada al Eje, Franco cambia la postura oficial española de neutral, a no beligerante. Esto implica que España se convierte en un aliado no beligerante de las potencias del eje, es decir, que toma partida por un bando, pero sin entrar físicamente en la guerra, no obstante, España seguía dejando las puertas abiertas a una posible intervención futura, y declaraba su firme apoyo al Reich, postura que se vió hecha realidad con el envío de la División Azul a Rusia. La realidad es que la División Azul fue creada para contentar a Adolf Hitler tras la negativa de Franco a intervenir de forma clara en la guerra y como compensación por la ayuda recibida de los nazis en el transcurso de la Guerra Civil. 

La División Azul se creó para luchar al lado de Hitler contra las fuerzas aliadas, lisa y llanamente para facilitar que el nazismo se apoderase de medio mundo. Pretender que se trataba exclusivamente de una "nueva cruzada" contra el comunismo solo puede ser producto de mentes fascistoides. Desvincular a la División Azul del nazismo es tarea imposible, y en cualquier caso más imposible aún hacerlo en relación con los ejércitos franquistas y su ideología. El emblema de la División con la cruz gamada, la cruz de hierro y las flechas falangistas sobre la bandera bicolor lo dicen todo.

Lo lamentable es que las exóticas opiniones de Marhuenda e Inda son ampliamente compartidas tanto por el PSOE como por el Partido Popular. Durante la primera legislatura de Rodriguez Zapatero y siendo ministro de Defensa José Bono, se incluyó en el desfile de la Fiesta Nacional a un veterano de la División Azul junto a otro de la División Leclerc, justificándolo como un símbolo de la reconciliación entre los españoles que habían combatido en bandos distintos en la Guerra Civil y en la Segunda Guerra Mundial. Hace tan solo dos años, con España presidida por Rajoy, la Guardia Civil organizó una serie de actos de homenaje a la División Azul conmemorando sus 72 años de existencia. En uno de ellos la Delegada del Gobierno en Cataluña entregó un diploma a la Hermandad de Excombatientes de la División Azul, el encargado de recogerlo vestía el uniforme falangista.

Por otro lado y en contraposición con el abandono a que están sometidas las victimas del franquismo por parte del Estado, aún hoy los familiares de los divisionarios siguen repatriando fallecidos con la ayuda del Gobierno de España.

Resumiendo, la participación de la División Azul en la Segunda Guerra Mundial al lado de la Alemania nazi supone un evidente apoyo al nazismo, por tanto de ninguna de las maneras puede ser objeto de homenaje alguno y las calles a las que da nombre deben ser rebautizadas de forma urgente.

Benito Sacaluga


No hay comentarios:

Publicar un comentario