16 de septiembre de 2018

THE CASADO PAPERS, UNA TESIS BEST SELLER Y UN MATÓN.





Imagen: brutalplanet.es
Nada, que no, que Pablo Casado no enseña sus trabajos si no se lo pide un juez o una jueza. Ni os digo ya el ordenador donde los realizó, ese ya debe estar más borrado que los e-mail del Instituto de Derecho Público, (URJC). Claro que maldita falta haría que los enseñase, las copias digo, si los originales estuvieran archivados en la Universidad, pero no lo están, cosas del PP. Ante esta negativa, esta cerrazón de Casado, uno puede sacar varias conclusiones sobre las razones de su insolente comportamiento...y ninguna de ellas viene a justificar la postura de Casado, como no sea que los trabajos que realizó para conseguir su titulito no sean más que una vergüenza académica digna de un suspenso inapelable, o un simple copia-pega, tan burdo como esos con los que E.Inda nos suele obsequiar.

Su mano derecha, ese secretario que según él solo es de Murcia, nos dice que su jefe ya ha dado todas las explicaciones que tenía que dar y que el "asunto" está en otra instancia, en la judicial. Además nos dice que aún en el caso de que el Tribunal Supremo acabe investigando a Casado, éste no dimitirá ni de coña, y yo me lo creo. Solo una sentencia condenatoria, que le supusiese la inhabilitación para ejercer cargo público, conseguiría que el pupilo de Aznar y Aguirre nos dejase en paz de una puñetera vez. Si así fuese, y aunque solo fuera por una noche, el estruendo de los descorches de botellas de cava en Cataluña se oiría hasta en Soria...un cava que a buen seguro también tendrá acogida en las casa de muchos militantes y votantes del PP, hartos del giro a la extrema derecha que Casado está imprimiendo en el partido. No os digo ya en casa de Soraya, que, al igual que Pedro Sánchez, puede que se vea al frente del partido y sin escaño en el Congreso. También en la mansión de Albert Rivera, que por fin podrá ocupar de nuevo el espacio de la extrema derecha sin más competencia que la de sus amigos de Vox.

El caso es que yo ya he perdido la cuenta del tiempo que llevamos inmersos en escándalos politicos, en cualquier caso varios años...o lustros. De acción política nada de nada y así nos va. La cosa va de lideres, no va de programas, como le gustaría a Anguita, es triste tener que reconocerlo, pero aquí la cosa está en saber cual de los líderes de los principales partidos politicos es menos corrupto. Lo de la ineptitud parece que no importa tanto.

Igual de preocupante es que el prestigio de los líderes esté en manos de auténticos bucaneros de la comunicación, unos piratas del siglo XXI, que, en lugar de robar tesoros, se dedican a sustraer dignidades a base de sembrar falsedades, en el mejor de los casos medias verdades, contra todo aquel o todo aquello que sus financiadores les indican.

Ayer, Marhuenda nos dijo a todos, alto y claro, que lleva seis o siete u ocho años preparando una tesis doctoral, nos dice también que la tiene terminada, pero que no la presenta porque ha decidido repasarla y dividirla en capítulos, parece ser que el escudero del PP le tiene mucho respeto a esos programas que detectan plagios, y digo yo que, tal y como está el panorama, lo mismo esta curándose en salud y poniendo citas y cursivas a diestro y siniestro.

Parece que a Casado y a Rivera les ha sentado muy mal que Pedro Sánchez haya comunicado a Ok diario, El Mundo y ABC que tiene pensado ejercer acciones legales contra todos ellos si no rectifican las informaciones que le acusan de plagio de su tesis doctoral. A mi la postura de Sánchez me parece de perlas... y necesaria. El caso es que los diarios afectados no reculan, es más insisten en sus "tesis", Ok diario va aún más allá. En su edición digital, y en portada, se da entrada a un artículo de su director, Eduardo Inda, fechado el 15/09/2018 a las 21.20 horas, coincidiendo al minuto con el inicio de La Sexta Noche, donde se hablaba del tema, titulado (1): "Mentiroso, chulo, jeta, plagiario, mediocre y censor", refiriéndose a Pedro Sánchez, un artículo que retrata totalmente a su autor y que acaba así:
"Nos vemos en los tribunales, presidente. Encantados. Porque los magistrados pueden llegar donde muchas veces no alcanzamos los informadores. ¡Ah!, y eso permitirá que saquemos algunos ases que tenemos guardados en la manga. Al banquillo, Pedro. Tú y yo. A ver quién sale trasquilado".
En fin, para qué seguir. Mira Pedro Sánchez, si después de la sarta de insultos, "Mentiroso, chulo, jeta, plagiario, mediocre y censor", y las amenazas con las que te ha obsequiado hoy Inda, no corres a un Juzgado, te arrepentirás, seguro. Tu mismo.





Benito Sacaluga




(1) La lectura del artículo puede causar trastornos graves de personalidad, deshubicación, nauseas, vómitos....y carcajadas. No digamos ya los comentarios de los lectores.